Your browser is out-of-date!

Update your browser to view this website correctly. Update my browser now

José Rubén Garrido


Burocracia, cooperativismo y otros conceptos antagónicos.

Cooperativas de servicios públicos (I)

En el marco del proceso para repensar la Administración Pública y la prestación de servicios a la ciudadanía están iniciándose debates para definir e implementar herramientas que superen las dificultades que pueden plantear los distintos métodos de gestión de lo público. En este contexto, se aborda la creación de las cooperativas de servicios públicos como elementos de confluencia entre la administración, empresas expertas, trabajadores/as y usuarios/as.
La normativa que regula las cooperativas de servicios públicos es desigual. La Ley 27/1999, de 16 de julio, de Cooperativas, no hace referencia alguna a esta figura; mientras que leyes y reglamentos autonómicos definen y desarrollan parte de sus características.
Para poder realizar un primer acercamiento a este instrumento de gestión, se realiza una aproximación a través de la normativa andaluza. La Ley 14/2011, de 23 de diciembre, de Sociedades Cooperativas Andaluzas, únicamente pospone su regulación al Reglamento; y el Decreto 123/2014, de 2 de septiembre, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley 14/2011, de 23 de diciembre, de Sociedades Cooperativas Andaluzas, desarrolla los requisitos para su creación y funcionamiento:

  • Provisión de servicios públicos: la Administración autonómica y las Administraciones locales pueden proveer la prestación de los servicios mediante sociedades cooperativas de servicios públicos.
  • Personas socias: entidad/es pública/s competentes obligatoriamente. En su caso, también pueden participar entidades privadas con experiencia en el sector, personas usuarias de los servicios públicos y personas socias trabajadoras, titulares de un máximo de 25% del capital.
  • Control de las condiciones de prestación del servicio: es responsabilidad de la entidad pública promotora.

Atendiendo a las características señaladas, la controversia puede surgir, entre otros, en los siguientes ámbitos:

¿Remunicipalización o externalización?

En un entorno donde la remunicipalización de servicios está convirtiéndose en una práctica más habitual, la entrada de capital privado a través de una cooperativa de servicios públicos puede suponer un proceso inverso, desdibujando el control y gestión directa por parte de la Administración.

¿Qué servicios?

El Reglamento de Cooperativas únicamente excluye la prestación de servicios a través de este tipo de entes a aquellos que “exijan el ejercicio de autoridad pública, como los de orden público y protección civil”. ¿Deberían existir limitaciones en la prestación de servicios públicos como la protección del medio ambiente, el abastecimiento de agua o la salud pública?

¿Cómo se realiza el control?

En numerosos procesos de externalización existen discrepancias por la calidad del servicio y el cumplimiento de los acuerdos adoptados en el contrato, pese a que la Administración es la responsable del control sobre el mismo. ¿Puede verse afectada la prestación del servicio si se gestiona a través de entes como las cooperativas de servicios públicos?

¿Quién participa?

El Reglamento andaluz limita la participación de los/as trabajadores/as al 25% de la sociedad. ¿Puede ser el propietario real o de facto de la cooperativa una empresa externa o el colectivo de consumidores/as?

¿Cómo es la selección del personal?

Es complejo aplicar los principios constitucionales de de igualdad, mérito y capacidad para el ingreso en la Administración Pública cuando se cuenta con una figura jurídica que no es Administración Pública, pero a la vez juega un rol determinante en la prestación del servicio público. Además, la cooperativa puede crearse tras la iniciativa de un colectivo de trabajadores/as que tengan como objetivo la combinación del autoempleo y la prestación de un servicio público de calidad.

En próximos artículos se continuará analizando este instrumento de gestión, que aúna economía social y municipalismo.


About the author

José Rubén Garrido


Discussions

comments powered by Disqus